Follow by Email

martes, 17 de enero de 2017

La Vista y la Noria umbría del Pasado


Prestamos una indiferente importancia a un factor que está generando colateralmente problemas de visión; en la sociedad actual las personas se aprisionan, en tiempo real, en sus propios pasados, quedándose cautivos de acondicionamientos que no sirven nada más que a su propia continuidad.

Sin embargo dentro de nosotros, a la espera de recuperar la percepción luminosa de nuestra visión, vive un nivel que no puede olvidar lo que es correcto, brillante, verdadero, al igual que el sol no puede olvidar de alumbrar cada día.

Se nos olvida que nuestro sistema visual es altamente receptivo a la luz, que la noria que nos lleva sin cesar al pasado genera  persianas que se van cerrando más y más, produciendo más y más sombras y oscuridades; el reino de los miedos, las carencias, las inseguridades…

Existe siempre, en nosotros, una opción espiritual superior en cada momento (si elegimos estar presentes); nuestra voluntad de practicar conscientemente su presencia.

Cuanto más nos pongamos en la presencia de esta luz que mora en nosotros, más vamos a ver que aparecen pequeños grandes milagros  ante nuestros propios ojos.

Guillermo Peña A.
www.visionevolucion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario