Follow by Email

martes, 6 de enero de 2015

Centrarme en averiguar qué puedo hacer para mejorar mi visión ¿puede mejorar mi vida?


A veces, cuando estamos en el meollo de nuestro día a día, tratando con los mismos problemas, nos olvidamos de tomar los pequeños pasos para hacer que nuestras vidas mejoren.


Si el problema es usar gafas, las lentes de contacto,  ¿es posible empezar a pensar en tomar medidas para estos problemas?

 Problemas de Visión

Los problemas de visión pueden afectar nuestra calidad de vida e independencia.

 Dependiendo del grado de nuestros problemas de visión, el impacto puede ser pequeño, o puede cambiar completamente la forma en que vivimos nuestra  vida. Nuestra vida puede verse afectada, por el hecho de sufrir problemas de visión, en casi todas las áreas imaginables.

Por ejemplo en nuestra vida social, una de las áreas de nuestra vida que lo más probable es que nos afecte en algún grado de intensidad. Hay problemas de visión que lo más probable que hagan es crear en algunas personas una tendencia al aislamiento. Un ejemplo es  la visión nocturna deficiente.

 Hay personas que les dificulta o impide en mayor o menor medida el disfrutar de actividades como por ejemplo jugar con sus hijos debido a su visión.
El impacto de su problema de visión puede tener efectos de largo alcance que ni siquiera pensar. Por ejemplo está demostrado que afecta en diferentes grados de intensidad a nivel emocional- psicológico. Otro factor es el económico por ejemplo  ¿Sabe usted cuánto gasta  una persona en lentes correctivos durante toda su vida?

Si su vida se ha visto afectada negativamente por un problema de visión, considerar la adopción de medidas para buscar soluciones es estar generando una actitud proactiva, positiva.

Empezar a prestar y darle importancia a nuestros problemas de visión, pueden empezar por ejemplo en darle la suficiente importancia en ofrecer a nuestros ojos “DESCANSOS”, sobre todo para las personas que por motivos laborales o personales hacen uso frecuente de las pantallas de ordenador, tablets etc.

Ejemplos;

-         * La archiconocida regla de 10-10-10 (cada 10 minutos paro durante 10 segundos de mirar a la pantalla y miro a una distancia superior a 10 metros) durante el uso de dispositivos electrónicos.

-       *  Asegurarnos que dormimos la cantidad adecuada de horas para rebajar el estrés de acomodación visual, y ofrecer descanso suficiente a nuestro órgano de la vista.

-      *   Una dieta adecuada y saludable también es muy importante para la salud de sus ojos.

-        * Disminuir, véase acabar con “adicciones menores” como el consumo de tabaco, alcohol, etc.

Una de las diferentes maneras de tratar problemas de visión son los programas de visión natural, existen diversos programas. Hay una base existente de educadores dedicados a ayudar a restablecer la visión natural y miles de testimonios de personas que han mejorado véase restaurado su visión, a lo largo de más de un siglo, entre ellos el escritor Aldous Huxley (Un mundo Feliz) el cual escribió un libro titulado “Un arte de ver”.

Muchas de estas personas se dedican a esto, como es mi caso, porque ellos mismos han recuperado de sus problemas de visión utilizando estos programas.

Normalmente, en general, aceptamos nuestros problemas de la vista como un mal menor.

Todo lo que podemos hacer para mejorar nuestra calidad de vida es importantísimo, porque lo que es verdaderamente irreemplazable es nuestro tiempo de vida.

 Podemos intentar hacer lo posible por mejorarlo.

Hay un texto que me impactó en su día, y sigue en mi vida muy presente, de la Doctora E. Kubbler Ross, la cual obtuvo 27 títulos honoris causa por su trabajo excepcional acerca de la muerte y sus fases. La respuesta más común de las personas que estaban en el lecho de muerte a la pregunta de su cuestionario, -- ¿Si pudiera ir marcha atrás en el tiempo que haría?  La respuesta era;
                                             “ME ARRIESGARIA MÁS”

Nuestro libre albedrío está condicionado por nuestros programas subconscientes mayoritariamente procrastinantes.

El hecho de ser conscientes de que podemos cambiar nuestros condicionamientos, hábitos y patrones de conducta, nos está dando la oportunidad de ejercer nuestro libre albedrío a nuestro favor.

Guillermo Peña A.        www.waichivision.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario